LA CASA VERDE   LE DA LA BIENVENIDA

Mas allá de nuestra función social, materializamos aquí el mensaje: “Dar posada al peregrino”,…Todos peregrinamos por la vida y esta vez, en éste lugar, nos toca a nosotros el brindar albergue en el constante flujo de dar y recibir.

Abrimos esta, Nuestra Casa, a quienes vienen a buscar reposo, reflexión, aventura y, a veces,…olvido. Un espacio y tiempo para recordar…, también para crear e iluminar proyectos.

Transitan por aquí personas en incipientes etapas de sus relaciones, otras empeñadas en reforzar o restaurar vínculos y no faltan quienes desean encontrar compañía en sus soledad. Todos anhelamos un lugar seguro y apacible que nos cobije.

Siempre está presente la decisión de tomar distancia del habitual recorrido vital y nosotros aquí estamos en su camino para ofrecerles cordialidad y facilitarles la renovación de energías y potencialidades.

Deseamos nutrirnos con los mensajes que cada encuentro nos brinda, somos concientes de este privilegio y de constituir un portal que los introduce a disfrutar de lo que nos       rodea,
Que es de Todos…

Nuestro deseo es que recuerden su paso  por
Green  House,   Nuestra   Casa,   como   una
experiencia de peregrinaje en el  cual  todos
participamos.